Comer bien y sano en estos días de tantas prisas se ha convertido en todo un reto. Es cierto, que a veces la solución más rápida es la que nos salva el día, y que la planificación en las compras y preparación de los platos es toda una odisea, y también es una realidad que no siempre llegamos con energía suficiente.

Como sabéis los que me conocéis he trabajado muchos años en cocina y además es mi pasión. También al ser Mamá he procurado que la forma de cocinar de mi madre, mis abuelas me sirvierá de guía a la hora cocinar para mi familia y que contestar a la habitual pregunta de ¿Qué comemos hoy?  no fuera tan complicado más cuando se compagina con tu otra jornada laboral. Y otra pregunta que añadimos ¿Cómo comer sano? que me hacen las familias usuarias de Tecuidoatupeque de la zona de Málaga me hacen.

¿Cómo nos vamos a organizar en la cocina?

1-Ingredientes habituales que vamos a cocinar.

Lo principal es saber que ingredientes nos gustan y cuales vamos a descartar. Es importante estar abiertos a probar cosas nuevas pero de entrada entiendo que a veces seamos reticentes y prefimos los platos cocinados como habitualmente. Por ejempo unas lentejas solo con verdura o con menos carne (nos suele gustar menos de entrada) pero todo es cuestión de habituarse. Eso sí la base de los menús tendra mucha verdurita muy sana que os recomiendo encargar a Jorge de La Cesta de verduras que os la traerá a casa de forma semanal por la zona de Málaga y también huevos ecologicos si quereís. De esta forma vamos a ganar en tiempo y en planificación para cocinar.

2- Hacer un listado de los platos que más gustan a la familia.

Muchas veces hay platos que nos encantan pero por alguna razón los dejamos de hacer y no los recordamos. Y a veces pensamos con lo que nos gustaban los garbanzos con calabaza ¡hace un siglo que no los comemos! Esto es porque vamos con muchas prisas en el super y casi siempre cogemos las mismas cosas o lo que hace más falta porque se está acabando. Por eso si hacemos un listado amplio de platos y los vamos rotando será otra gran inversión en planificación.

3- Cocinar en compañía siempre es más entretenido.

Me suelo organizar con las familias usuarias de tecuidoatupeque y quedamos una tarde. Antes claro es importante haber hecho los pasos previos de la planificación. Tener claro que vamos a cocinar, contar con todos los ingredientes, también revisamos y hacemos una buena puesta a punto del menaje y utensilios que contamos en la cocina. Es genial poner en marcha todo el potencial de la cocina. Y manos a la obra. Ni os imaginais lo que cunde, también es cierto que os doy algunos truquillos para ir más rápido como os podéis imaginar los ritmos de una cocina profesional de un restaurante que está llenísimos no son los mismos que los que tenemos en casa. Bueno pero sin estrenarnos que se trata de volver a recuperar la ilusión por cocinar. Muchas de mis amigas me cuentan que están sin ganas de cocinar porque piensan que no lo hacen bien, o siempre se encuentran muy cansadas.

4- Orden y organización en el congelador.

Es una gozada que llegue un domingo y os apetezca estar tranquilitos en casa y “tirar de congelador” algo rico como una cremita de verduras y de segundo una musaka al horno y sin a penas esfuerzo. En realidad es vuestra recompensa a la planificación e imprimir un poco de ritmo a esto de cocinar. Porque es muy duro eso de improvisar todos los días y cocinar al día. Mejor más cantidad y un poco de planificación. También ayuda tener un poco de espacio extra, y hacer esa inversión que llevas tiempo pensando en un congelador extra. Ahora hay unos muy pequeñitos que entran en cualquier sitio ¿Seguro que no tienes un hueco para ponerlo aunque sea en un sitio que inicialmente no lo tenias contemplado como un lavadero?

5- Apostar por un modelo mixto.

En el día a día a la hora de hacer de comer también es un poco aburrido siempre saber que plato tocará el próximo día, así te aconsejamos que innoves pero siempre ayuda saber uno de los platos, imaginate que tienes un delicioso pollo al ajillo congelado y ya sabes que lo pondrás con un poco de arroz blanco pero te apetece hacer una rica ensalada que le echarás muchos ingredientes que surjan sobre la marcha. Por cierto un menú perfecto para llevarlo de tupper a la ofcina pero eso ya será tema de otro post 😉

Y para terminar contaros que para mi la mejor recompensa a mi trabajo es la opinión de mis clientas.  el otro día me dijo una Mami “En esta casa nunca hemos comido tan bien como ahora” ¡Muchas Gracias! No os imaginais lo feliz que me sentí, y es que creo que en la comida hay un trocito de vivencias, cariño y en general un trocito de felicidad es como aquel fragmento de la peli infantil Ratatoulli que los sabores le transportaban a su infancia. ¿No os ha pasado? Me encantará que me lo conteis si os apetece añadir comentarios el post.